Más tips para disfrutar de las aguas termales

  • No tomes baños en aguas termales durante las primeras horas de la mañana: durante la noche la tensión arterial y los reflejos bajan (por ello te sientes “fuera de control” cuando recién te levantas). Si optas por un baño matutino estos niveles todavía estarán más reducidos, pudiendo causar mareos, desmayos, etc. Lo mejor es levantarse, desayunar liviano y luego de una caminata o algún ejercicio tranquilo recién ir a las termas (media mañana al menos).

relax-termas-2

  • Ingresa a las aguas termales luego de dos horas de almorzar: la digestión hace que la sangre circule hacia las vísceras. Si en ese momento te bañas, el agua caliente hará que los vasos se dilaten e irriguen hacia otros sitios del cuerpo. Luego te sentirás pesado, con dolor de estómago, repleto de comida, sin ganas de hacer nada, etc.
  • Consulta al médico que haya disponible en el complejo termal antes de ingresar a cualquiera de las piscinas. Las mujeres embarazadas tienen algunas restricciones para sumergirse en algunas de ellas, por ejemplo. Y los pacientes con alguna dolencia en particular deben conocer el tiempo exacto de contacto con el agua.